Por: Gerardo Ponce

“La lectura hace al hombre completo; la conversación, ágil, y el escribir, preciso.” Sir Francis Bacon

El cómo escribimos dice mucho de nosotros y nuestra educación, cómo podemos decir que somos universitarios si aun escribimos como niños de primaria, es lógico las escuelas no se preocupan por enseñarnos o presionarnos en este aspecto, en mi universidad hay algunos profesores extranjeros, los cuales te ponen mal una respuesta que aunque la palabra sea correcta, si está mal escrita no es considerada como buena, es decir si te falta un acento si va con S en vez de Z, B en lugar de V, etc.

¡Cómo es posible que los extranjeros se preocupen más por nuestro lenguaje que nosotros mismos!, cambiar la ortografía no es sencillo pero tampoco imposible, debemos primero ser consientes del contexto que conlleva escribir mal, y lo pésimo que se ve escribir con faltas de ortografía.

Hace poco escuché una frase que decía algo así como: la mala ortografía es como el mal aliento, tal vez la gente te entienda pero va a apestar.  Reí muchísimo y estoy totalmente de acuerdo.

Como diría un buen amigo de Twitter, todo lo que haces en redes sociales habla de ti, como profesionista que mala imagen das al no escribir correctamente, como persona también.

Finalmente les dejo unos tips básicos que a mí me han servido:

Siempre se acentúan en la silaba tónica:

Palabras agudas cuando terminan en N, S o vocal, (Canción, París)  las graves cuando terminan en consonantes que nos N o S (Árbol, Ángel), y todas las esdrújulas y sobre esdrújulas siempre se acentúan (Música, Eléctrico, últimamente, rápidamente).

También la mayoría de las palabras en pasado (Miré, Aprendí) y en futuro (Haré, Tocaré). Las palabras: qué, quién, cómo, cuándo, dónde; siempre se acentúan cuando son pregunta o exclamación.

Hay mucha información en internet acerca de las reglas de ortografía y gramática, si te gustó el post, también deberías buscar más sobre cómo mejorar en este aspecto, yo lo estoy haciendo. 

Anuncios