Por: Alberto Yrízar

 “Jugamos a los héroes porque somos cobardes, y a los santos porque somos maliciosos; jugamos a los asesinos porque nos morimos de ganas de matar al prójimo, jugamos porque somos mentirosos de nacimiento…” Jean Paul Sartre.

Hace algunos meses platicando con mi padre, llegue a una teoría, la inseguridad que vive el país bajo el crimen organizado, los políticos como gobierno  y la policía entre otros, radica fundamentalmente en los valores, los ideales inculcados y la sociedad misma, alguna vez escuche a alguien quejarse que el gobierno roba, que es culpa del gobierno, que la policía extorsiona y justamente esa persona tiene amigos y familia trabajando en gobierno, por consecuencia ¿su familia nos roba? ¿Por qué se da esto?, muy simple.  El Mexicano es convenenciero si yo lo hago esta bien, si el favoritismo es hacia mi, es correcto, si soy el que da mordida para salir del apuro, no pasa nada y ese tipo de actos van forjando un país corrompido, vivimos en el México de no pasa nada, por ello los nuevos delincuentes o los de siempre a los que llamaremos crimen organizado, por no enfatizar en alguno,  tienen por integrantes a jóvenes sin valores morales, sin valores por el respeto al prójimo, a la individualidad y a lo ajeno. Los verdaderos valores, esos que al cumplirlos te dejan un sabor a paz, a espiritualidad, esos que hicieron grandes a personas como Mahatma Gandhi o Jesucristo, inspirados por la mejora de una sociedad y solo eso, sin mordidas para la obra publica, la pavimentación o el proyecto que ayudara a miles de personas.

En el crimen organizado  se ganan el dinero con la facilidad de un secuestro, de un dedazo sobre la situación económica de alguien no precisamente rico o portando armas para hacer retenes falsos abusando físicamente y despojando de los bienes a personas que ni la deben ni la temen, se dejan llevar por el vehículo lujoso y llamativo, sin saber lo que hay detrás, sin saber o sin importarle si lo debe o es prestado o trabajó toda su vida para darse el gusto. Estas nuevas generaciones que  tienen por  único valor el dinero y no esta mal buscar una mejor posición económica la diferencia la hace lo que se es capaz de hacer para obtenerla, algunos  estudian, otros trabajan, otros tantos tienen largas jornadas por miserables sueldos, cuando los políticos ganan cantidades absurdas no por que supuestamente trabajan si no porque la situación del país no esta para pagar de ese modo, otros estafan, otros secuestran y otros tantos asesinan o venden drogas y no hablo solo de personas sin dinero, si no personas sin valores pues no creo que esta serie de sucesos sean únicos de la clase baja y de la falta de dinero pues en los estatus mas altos de la sociedad también se da, no tiene clase social y traen como consecuencia la intoxicación de la persona, cada vez desean más y más, dinero, carros, joyas, mujeres, poder, sobre todo poder, se sienten poderosos, se sienten muy hombres, el poder corrompe y se ve reflejado en la nueva música, la nueva cultura juvenil hablando de carros, de plebes, joyas, vinos caros o por lo menos hasta donde su cultura alcanza visualizar, mas y mas poderosos, mas y mas pervertidos, mas y mas disipados y no importa si eres un joven de bajos recursos  que trabaja de halcón o un empresario, tanto unos como otros aportan su grano para hundir al prójimo y por consecuencia el país.  

Cuando eres pequeño se te inculca el estudio para ser alguien en la vida, tener una carrera y ser profesionista, hombre de bien, pero viéndolo  desde un punto de vista objetivo se refiere solo a adquirir una posición ante la sociedad y la familia como tener tu carro bonito, casarte, comprar casa, tener hijos, educar a tus hijos, viajar  y morir. Desconozco cuando se invento el formato a seguir, pero se que muchos pasan la vida siguiéndolo, las opciones para vivir son amplias, casarse no es imprescindible, ni tener tu propia casa, así que el nuevo modelo de vida se fundamenta en cosas vanas, materialismo puro,  buscar vivir en la colonia x, traer el carro x, la ropa de x marca, y comer en los lugares x, malgastamos el tiempo en facebook  subiendo tales o cuales fotos para que todos vean lo increíble que es tu vida,  pocas personas gozan de realidad en su realidad.

También hace unos días platicaba con un amigo escalador, quien ha viajado por el mundo, deleitándose de las diversas culturas y llegamos a la conclusión que en México que se desviven por sostener una imagen, cambiando el carro cada año, solo o teniendo seis carros cuando solo hay tres integrantes en la familia, irreverencias. En una ocasión le preguntaron al Dalai Lama, que por qué usaba tenis deportivos, y el respondió no esta mal usarlos, pues facilitaban el andar, lo malo seria tener mas de un par cuando solo ocupo los que traigo puestos y le preguntaron que por qué viajaba en avión pues su religión habla de humildad y sencillez a lo que el respondió no esta mal recorrer miles de kilómetros en un aparto que te ahorra tiempo y cansancio, lo equivocado seria recorrer un par de kilómetros en vehículo cuando lo puedo hacer perfectamente a pie. Estamos llevados por una idea incorrecta, queremos cuidar el planeta pero no cambiamos nuestro estilo de vida, entre mas tenemos mas sufrimos, mas cosas que cuidar que no nos roben.  “Lo que mas me sorprende del hombre occidental es que pierde la salud para ganar dinero, después pierde el dinero para recuperar la salud y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan el presente, por lo que ni viven en el presente, ni en el futuro y viven como si no tuviesen que morir y mueren como si nunca hubieran vivido.” Dalai Lama

Anuncios